Lagarde celebra las medidas de Kazajistán pero pide más políticas inclusivas

KAZAJISTÁN FMI
Agencia EFE

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha calificado hoy de "apropiadas" las medidas tomadas por el Gobierno kazajo en relación a la crisis económica que atraviesa el país por la bajada del precio del petróleo.

Aunque Lagarde no espera que la situación mejore con rapidez, reconoció que las autoridades kazajas realizaron las políticas correctas dejando la moneda kazaja, el tenge, en libre flotación, lo que permitió la aparición de "nuevas oportunidades para los exportadores y productores de bienes y servicios".

"Con marcos políticos fuertes, instituciones más transparentes y unas políticas más abiertas e inclusivas, Kazajistán puede llevar a cabo un círculo virtuoso de políticas para lograr un crecimiento sostenible, diversificado e inclusivo", ha sostenido Lagarde.

La economía kazaja se prevé que crezca este año el 0,1 %, una cifra notablemente baja en comparación con la tasa de crecimiento promedio de 7,5 % de los últimos quince años.

La mandataria del Fondo ha visitado hoy Kazajistán con motivo de la Conferencia Regional del FMI, que pretende crear debate entre los países centroasiáticos acerca de cómo actuar frente a los desafíos económicos y orientar correctamente su crecimiento.

Lagarde ha considerado que Kazajistán es un país con un "futuro prometedor", al tiempo que recordó que es un importante exportador de petróleo y tiene una buena localización estratégica entre el continente europeo y China.

"Algunos dirán que Asia Central se enfrenta a una situación difícil al no tener salida al mar. Yo diría que están bendecidos por los vecinos sistémicos y dinámicos de los que se rodea: China y Rusia por un lado y Europa, India y el sur de Asia por el otro", dijo Lagarde.

"Por lo tanto, si la región se convierte en la principal arteria de la iniciativa china "Un cinturón, Una ruta" es necesario profundizar en la integración tanto a nivel interno como a nivel mundial", añadió.

Igualmente indicó que la reciente adhesión de Kazajistán a la Organización Mundial del Comercio (OMC) "es un paso importante en esta dirección. Según algunas estimaciones, la entrada en la organización internacional supondrá un aumento del 3,7 % del PIB a medio plazo y cercano al 10 % a largo plazo".

Aun así, Lagarde sostuvo que mientras el precio del petróleo se mantenga estancado, Kazajistán "debe encontrar la manera de desligarse de su dependencia del crudo como la principal fuente nacional de ingresos".

También advirtió de que el gobierno podría tener que cortar algunas partidas presupuestarias para proporcionar más recursos a los servicios sociales y a la creación de empleo.

"La diversificación de la economía haría el entorno empresarial y la economía más competitiva, más integrada regional y mundialmente y más abierta e inclusiva. Sabemos que hay un interés considerable en Kazajistán como puente entre Europa y Asia", dijo Lagarde.

La responsable del FMI comentó estas medidas con el presidente kazajo, Nursultán Nazarbáyev, informó el servicio de prensa de la presidencia.

"Los expertos del FMI nos han proporcionado una gran ayuda técnica y financiera. La economía de Kazajistán está pasando por un incómodo periodo debido a diferentes factores. Durante seis años nuestra república ha implementado medidas para reducir la dependencia de las materias primas", explicó Nazarbáyev.

La visita de la directora gerente del FMI ha coincidido con la apertura mañana del Foro Económico de Astaná, una plataforma para el diálogo internacional que posibilita un debate sobre el desarrollo económico.

Imagen: Foto Archivo

El ministro español de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, afirmó hoy en Astaná que España es un "socio fiable" para Kazajistán y puso en valor la experiencia y liderazgo de las empresas españolas para los proyectos que serán puestos en marcha en este país de Asia Central.

García-Margallo pronunció estas palabras durante la inauguración del foro empresarial España-Kazajistán que se celebra hoy en Astaná, la capital del país centroasiático, al que asistió junto al ministro kazajo de Inversiones y Desarrollo, Asset Issekeshev.

Con el fin de apoyar la posición de las empresas españolas que ya operan en este país y de favorecer el inicio de actividades por parte de otras que han mostrado interés, el titular de Asuntos Exteriores destacó la posición estratégica de España como miembro de la UE, puente entre Europa y África y clave en América Latina.

Aseguró que las empresas españolas son líderes en energía, infraestructuras, transporte, medio ambiente, automoción y banca y que pueden aportar su experiencia a Kazajistán.

Puso como ejemplos de proyectos internacionales en los que participan empresas españolas el tren entre la Meca y Medina, el canal de Panamá, la nueva terminal del aeropuerto de Heathrow en Londres, el puerto de Mónaco o el metro de Lima.