Los líderes de la UEE debaten sobre su futuro y las relaciones internacionales

Los líderes de la UEE debaten sobre su futuro y las relaciones internacionales

Los líderes de la UEE debaten sobre su futuro y las relaciones internacionales

Los presidentes de los cinco países miembros de la Unión Económica Euroasiática (UEE) -Armenia, Bielorusia, Kazajistán, Kirguistán y Rusia- se han reunido hoy en Astaná para debatir sobre los planes de futuro y las relaciones internacionales de la Unión.

El presidente de Kazajistán, Nursultán Nazarbáyev, subrayó en el transcurso de la cumbre que la UEE debe considerar la posibilidad de establecer relaciones comerciales y económicas con la Unión Europea, la Organización de Cooperación de Shanghái y la Asociación de las Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, en inglés).

Nazarbáyev ha recordado de esta manera que la UEE debe profundizar sus relaciones económicas con terceros países y con organizaciones internacionales importantes.

El presidente bielorruso, Aleksandr Lukashenko, señaló por su parte que el primer paso de la Unión debe ser la creación de un mercado común altamente desarrollado para poder, posteriormente, participar con confianza en el diálogo con socios externos.

"Tenemos que ser fuertes por nosotros mismos, en todas las formas posibles para fortalecer nuestra alianza. Entonces será más fácil de llevar a cabo un diálogo tanto con la Unión Europea, como con China y los demás", explicó el dirigente.

Aun así, Lukashenko ha criticado el funcionamiento de la UEE, pues, según dijo, "desafortunadamente los desarrollos de cooperación no han salido como planeamos. Muchos problemas todavía permanecen", sostuvo el mandatario, que añadió que la Unión debe aplicar los desarrollos teóricos a la esfera práctica.

De acuerdo con el mandatario bielorruso, "la iniciativa de desarrollar un mecanismo de funcionamiento del CEE para proteger el mercado frente a terceros países no se ha implementado".

De hecho, Rusia ha cerrado unilateralmente su territorio para el tránsito de mercancías procedentes de Europa y Turquía a Kazajistán, en respuesta a las sanciones de la UE.

Por su parte, el presidente ruso, Vladímir Putin, se mostró convencido de que la integración económica en la UEE, que había registrado en el pasado unos altos índices de crecimiento, les permitirá superar todas las dificultades.

"Al respecto, no esperamos milagros, pero, sin lugar a dudas, esto nos ayudará a superar las actuales dificultades. No tengo la menor duda", afirmó.

A su vez, aseguró que Rusia apoya la iniciativa kazaja de profundizar la cooperación entre la UEE y otras organizaciones, en particular la Organización de Cooperación de Shanghái y la ASEAN.

"Kazajistán es para nosotros un socio muy cercano y nuestro aliado más fiable. Hemos forjado unas relaciones económicas muy buenas", dijo Putin en una reunión previa con Nazarbáyev.

Además, el dirigente sostuvo la creación de un mercado común de electricidad que debería entrar en funcionamiento en 2019.

"De acuerdo con los expertos, la implementación de esta tarea supondrá un crecimiento adicional del PIB de siete mil millones de dólares en los países miembros", comentó Putin, que anunció a su vez el comienzo de la puesta en marcha de un mercado común de los hidrocarburos para 2025.

Putin propuso la capital rusa como sede para la celebración de la próxima reunión de la UEE que tendrá lugar en diciembre.

Imagen: Foto Archivo

El ministro español de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, afirmó hoy en Astaná que España es un "socio fiable" para Kazajistán y puso en valor la experiencia y liderazgo de las empresas españolas para los proyectos que serán puestos en marcha en este país de Asia Central.

García-Margallo pronunció estas palabras durante la inauguración del foro empresarial España-Kazajistán que se celebra hoy en Astaná, la capital del país centroasiático, al que asistió junto al ministro kazajo de Inversiones y Desarrollo, Asset Issekeshev.

Con el fin de apoyar la posición de las empresas españolas que ya operan en este país y de favorecer el inicio de actividades por parte de otras que han mostrado interés, el titular de Asuntos Exteriores destacó la posición estratégica de España como miembro de la UE, puente entre Europa y África y clave en América Latina.

Aseguró que las empresas españolas son líderes en energía, infraestructuras, transporte, medio ambiente, automoción y banca y que pueden aportar su experiencia a Kazajistán.

Puso como ejemplos de proyectos internacionales en los que participan empresas españolas el tren entre la Meca y Medina, el canal de Panamá, la nueva terminal del aeropuerto de Heathrow en Londres, el puerto de Mónaco o el metro de Lima.