La India y Pakistán darán últimos pasos para adhesión a OCS en Tashkent

Moscú, 23 jun (EFE).- Los líderes de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS), integrada por Rusia, China, Kazajistán, Tayikistán y Uzbekistán, comienzan hoy una cumbre en Tashkent en la que la India y Pakistán darán los últimos pasos para su adhesión.

El presidente ruso, Vladímir Putin, viaja hoy a la capital uzbeka, donde esta noche comienza con una cena informal el encuentro anual de los dirigentes de este bloque ruso-asiático enfocado en la cooperación económica y de seguridad, que concluirá mañana.

En Tashkent se encuentra ya el presidente chino, Xi Jinping, y ambos líderes mantendrán esta noche una corta reunión bilateral tras la cena, previa a la cumbre oficial que celebrarán el sábado en Pekín, según informó el asesor presidencial de Putin, Yuri Ushakov.

También son esperados el primer ministro indio y el presidente de Pakistán, Narendra Modi y Mamnoon Hussain, respectivamente, quienes además de participar en la cumbre mantendrán igualmente encuentros bilaterales con otros mandatarios.

Los líderes de los dos países nucleares vecinos y rivales llegan a la cita para firmar el "Memorando de obligaciones" de la OCS, un paso importante para convertirse en miembros plenos del bloque, donde ahora son observadores.

En este memorando se definen las condiciones de participación de India y Pakistán en la formación del presupuesto global de la organización, sus cuotas en los órganos permanentes y otros aspectos.

Fue en la pasada cumbre de julio de 2015, en la ciudad rusa de Ufá, donde se dio "luz verde" al inicio del proceso de integración de la India y Pakistán, un avance que fue considerado "histórico" por los mandatarios.

Sin embargo, según dijo Ushakov, la adhesión final solo tendrá lugar el próximo año, en la cumbre de Astaná (Kazajistán).

"Tal como esperamos, en la próxima cumbre, que se celebrará en Kazajistán, la India y Pakistán serán admitidos definitivamente como miembros", señaló el asesor de Putin.

Pero en esta cita puede darse otro paso de enorme significación si, como defiende Moscú, se abre también la puerta para que Irán inicie el proceso de integración.

La República Islámica, que actualmente tiene el estatus de observador- también ha solicitado su ingreso y en la pasada cumbre los mandatarios saludaron ese deseo pero lo vincularon al éxito de las negociaciones sobre el programa nuclear iraní y el fin de las sanciones internacionales a Teherán.

Rusia considera que después del acuerdo alcanzado pocos días después de esa cumbre -el 14 de julio de 2015- entre Irán y seis grandes potencias internacionales para limitar el programa nuclear iraní a cambio del levantamiento de las sanciones ya no hay motivo para impedirle el paso.

"Después de que Irán saliera del régimen de sanciones de la ONU, la parte rusa considera que no hay ninguna base para impedir la entrada de este país en la OCS", afirmó Ushakov, quien agregó que esta cuestión se abordará en Tashkent.

En los márgenes de la cumbre, los líderes celebrarán distintos encuentros bilaterales.

Putin, además de su encuentro con Xi mantendrá entrevistas, entre otros, con el primer ministro indio, quien a su vez se reunirá también con el mandatario chino.

Según han informado fuentes indias, Modi tratará de conseguir el apoyo de China a su adhesión al Grupo de Países Proveedores Nucleares, que justamente celebra una reunión en Seúl estos días.

China es considerado el mayor oponente a la entrada de India a ese Grupo, que fue fundado en 1975 e integra 48 países suministradores nucleares con capacidad de exportación.

Su objetivo principal es contribuir a la no proliferación de armas nucleares, mediante la aplicación de directrices de exportación de productos nucleares.

Rusia, por su parte, respalda la aspiración de la India a integrarse.

A la cumbre asisten todos los mandatarios de los países miembros, entre ellos el kazajo, Nursultán Nazarbáyev, y el de Kirguizistán, Almazbek Atambayev, a pesar de que la pasada primavera estallaron tensiones en la frontera kirguizo-uzbeka.

Entre los asuntos a tratar, el desarrollo de la cooperación en los terrenos de la seguridad, la lucha contra el terrorismo y la economía, y se espera la firma una decena de documentos.

Otros tres países, Bielorrusia, Mongolia y Afganistán, participan también como observadores en este bloque regional.

Uzbekistán ha cerrado por motivos de seguridad y hasta el próximo 25 de junio sus fronteras con Kirguizistán, Tayikistán, Kazajistán y Turkmenistán.